lunes, 4 de septiembre de 2017

Pintar con hielo

Ha llegado septiembre y parece que ya va llegando la normalidad. En nada ya empiezan los colegios y ya tendremos la rutina en casa, que tampoco viene mal, que lo de vivir sin horarios ni obligaciones está muy bien pero a la larga los niños se asilvestran demasiado...

Y por aquí andamos de nuevo, aunque no hemos estado fuera todo este tiempo. Como ya he comentado alguna vez, pasamos parte de las vacaciones en casa, porque el limonero y yo no podemos coincidir todas nuestras vacaciones si no queremos que haya semanas en las que los niños se tengan que que dar solos... Pero quedarse en casa no significa aburrirse, para nada. Las tardes, en las que sí coincidimos los cuatro trabaje quien trabaje, son para hacer cosas juntos, ya sea ir a la playa, de paseo, o lo que se tercie. Y las mañanas en casa, que es donde se está más fresquito...

Una de esas mañanas de agosto, mientras el limonero trabajaba, nos dedicamos a pintar con hielo.


La preparación es muy sencilla. Llenamos una cubitera con agua y en cada compartimento echamos colorante alimenticio de un color y lo metemos en el congelador.
Cosas a tener en cuenta:
   -en agosto al tocar los cubitos estos se deshacen muy rápido. Una opción, si tenéis un congelador grande, es ponerles palillos a los cubitos para no tenerlos que tocar con las manos, seguro que tardarán un poco más en deshacerse. Lástima que yo no tenía espacio para eso.
   -es una manualidad para padres y madres con alta tolerancia a las manchas. Yo por si acaso les dejé en ropa interior pero aun así la mesa acabó sucia (las manchas se fueron bien) y nuestras manos eran un poema (las manchas se van aunque cuesta un poco).
   -pese a todo, es divertido y fresquito.

Aquí las obras de arte y los restos de los cubitos

Y después de pintar y pringarse durante un rato, la diversión siguió con la "fiesta de la espuma" en el baño, ya que hay que frotar mucho para que se vayan las manchas de las manos, con lo que liaron la que liaron (¡y cómo se lo pasaron!).


Probadlo en casa, pero quedáis avisados: para padres y madres con alta tolerancia a las manchas.

miércoles, 2 de agosto de 2017

El pastel para la fiesta de los tres años

Hace más de dos semanas de la fiesta de cumpleaños del piratilla y aquí estaba esta foto de su pastel esperando que os la enseñara pero tener tiempo para todo está sobrevalorado, así que una vez más haré mío eso de "nunca es tarde si la dicha es buena"...


Me llevó bastante trabajo pero cada minuto valió la pena porque a él le encantó. De la Patrulla Canina, como no, porque ahora es lo más de lo más para él.
 
La verdad es que estoy orgullosa de cómo me quedó y mis niños siguen diciendo que mis pasteles son los mejores del mundo, así que hasta que cambien de idea yo me siento lo más de lo más...
 
Os dejo ya rapidito, que estoy de vacaciones y estoy aprovechando para ponerme al día con todas las cosas que de normal tengo atrasadas... total, para que en septiembre vuelva a quedar todo atrasado... ;)
 
¡¡Disfrutad del verano!!

lunes, 17 de julio de 2017

El peque ya tiene tres años

Este sábado el pequeño de casa cumplió tres años. Ya no diré eso de que parece que fue ayer cuando nació porque todos ya sabemos que el tiempo es una mentira, que estábamos acostumbrados en nuestra infancia a que los años eran eternos y pensábamos que sería siempre así y ¡ja! llega un momento que el tiempo va a toda leche...
Volviendo al piratilla, ya es todo un hombrecito que va teniendo claro qué quiere y qué no, qué le gusta y qué no. Es cariñoso, cuando quiere. Divertido. Con un punto gamberrete. Cabezota, a veces. Cascarrabias, según el momento. Y completamente adorable.
 
Y tuvo camiseta de cumpleaños, claro está. Camiseta que ya casi tenemos amortizada porque la llevó el sábado, que era su cumpleaños; ayer domingo, que hicimos una fiesta en casa y hoy, que lo ha celebrado en la guarde con sus amiguitos.
 
 
Durante mucho tiempo, tuve claro que su camiseta de cumpleaños tendría que ser de Dora, ya que eran los únicos dibus que quería (y ya nos tenía saturados, la verdad). Pero en las últimas semanas le ha entrado un apasionamiento tal con la Patrulla Canina que al final la camiseta fue de Marshall, que es su preferido.
 
¿Os gusta? Él está contentísimo con su camiseta y, al fin y al cabo, esa es la única opinión que me importa... ;)

lunes, 26 de junio de 2017

Bisutería dulce

Antes de terminar el curso, la pitufina me pidió que preparara un regalito para su profesora de inglés extraescolar y un detallito apañado y bastante rápido de hacer, pero que a la vez queda muy resultón, es un conjunto de bisutería con alguna miniatura de pastel.
 

Esta vez tocó un bizcocho de chocolate con relleno de fresa y adorno de fresas por encima.

 
Aquí con su bolsita para regalar
 
Ahora hacía bastante tiempo que no sacaba el fimo de su tupper y disfruté ese ratito. A ver si pronto lo saco otra vez, que la pitufina ahora quiere un conjunto para ella, pero tengo solo dos manos, poco tiempo libre y muuuuuchas cosas por hacer...

martes, 13 de junio de 2017

Regalo de fin de curso

Aunque últimamente estoy más centrada en mi faceta de fotógrafa aficionada (porque me lleva menos tiempo hacer algunas fotos que hacer una limonería, también tengo que decirlo), sigo haciendo mis cosillas...
 
El otro día le dimos un regalo de parte de toda la clase a la profesora de la pitufina. Os lo enseño más abajo porque es una pasada.
El caso es que tras comprar los materiales para el regalo chulo y tras comprar otro regalo (que, digamos, era más comercial) sobraba presupuesto pero no era plan de devolver 0,15 o 0,20 € a cada niño así que, a falta de nada mejor, compré una bolsita mona para llevar el regalo y los materiales para decorar una letra, la inicial de la profesora.
 
 
Así quedó y, por lo que me dijeron, gustó a los otros padres y madres y a la profesora...
 
 
Aquí la bolsa con la letra decorada
 
 
Y este es el regalo personalizado que le hicimos a la profesora y que la dejó con la boca abierta.
 
 
 
Es un cuadro de toda la clase hecho con playmobil. Arriba a la derecha hay una foto pequeña de toda la clase con la profesora y después un muñequito por cada niño (con el nombre, porque identificarlos sería complicado) y una muñeca que representa a la profesora.
 
 
No lo preparé yo aunque os podéis imaginar que me hubiera gustado, pero la madre que propuso la idea dijo que, si a nadie le importaba, le gustaría prepararlo ella.
 
Cuando la profesora abrió el paquete y vio el cuadro alucinó. Decir que le encantó es decir poco. Los padres y madres y los niños lo habíamos visto ya, aunque solo en foto, y al verlo al natural alucinamos también, queda tan, tan chulo!
 
¿Les hacéis regalos a los profesores? ¿Buscáis que sean originales y con un toque personal?


lunes, 22 de mayo de 2017

Limoneando con la pitufina (XVII): marcapáginas premiado

Me hace mucha ilusión contar esto porque el marcapáginas que recibió un premio no lo hice yo, lo hizo la pitufina. Yo le di alguna idea o ayudé con alguna cosa, pero el mérito es suyo.

Era un concurso organizado por el AMPA de su colegio y las únicas directrices era que tenía que ser cómodo para usar como punto de libro y que fuera relacionado con la primavera. Y, tras darle algunas vueltas, decidimos hacerlo con una cartulina, en la que la pitufina decidió escribir una poesía sobre la primavera, decorada con fieltro.



Aquí tenéis a los tres premiados del ciclo inicial de primaria. ¡Ella consiguió el segundo premio y estaba tan feliz cuando lo supo!


Este viernes pasado fue la entrega de premios. Aquí la tenéis enseñando su premio: una medalla y ¡un vale de 40 euros para gastar en una librería del barrio! Con lo que nos gusta leer en casa, ¡es un super regalazo!

martes, 2 de mayo de 2017

El regalo del sorteo exprés por mi cumpleaños

Nunca es tarde si la dicha es buena...
El 29 de marzo fue mi cumpleaños y organicé un sorteo exprés en Facebook entre las personas que me felicitaran durante las 24 horas de mi día y me dijeran algo bonito. El premio era un marcapáginas a elegir por el ganador/a. Ese post fue visto por más de 600 personas pero solo unas pocas se tomaron la molestia de felicitarme. Me abstengo de sacar conclusiones y agradezco enormemente los buenos deseos de las personas que participaron.

La ganadora fue Laura González, que es una amante de los perros y de los animales en general, así que a partir de ahora en sus libros asomarán las pezuñas de un perrito.


Sé que a Laura le ha gustado mucho, frase incluida (¡hay que tener sentido del humor!).

Si a ti también te gustan los perros, los gatos o lo que sea, pero sobretodo te gusta leer y quieres tener un marcapáginas único y totalmente a tu gusto, habla conmigo.

lunes, 10 de abril de 2017

Pastel con muselina

Hace muy poquito nació Marco, el hijo de unos amigos, y ayer fuimos a verle. ¡Qué cosita más mona y más pequeña!
Que la pitufina y el piratilla se han hecho demasiado mayores es algo que ya sabía, pero ver a Marco y no poderme creer que ellos fueron así de pequeños (de hecho, más pequeños) me hizo verlos aun más mayores...

Dejemos de lado que hecho de menos un bebé chiquitín al que achuchar y cuidar y os enseño el regalo que le llevamos a Marco.

Otras veces ya os había enseñado pasteles de toalla (aquí, aquí o aquí), pero esta vez traigo un pastel de muselina, ya sabéis, esas "mantitas" frescas, de algodón o de bambú, que van muy bien para tapar al bebé en verano para evitar corrientes de aire, como cambiador improvisado, para que duerma, etc.
El pastel queda más pequeño y menos esponjoso que hecho con una toalla, pero queda monísimo igual. 



Dentro llevaba un trajecito de color marrón clarito (lo que venía a ser un relleno de chocolate, jejeje). Me olvidé de hacer una foto de los ingredientes antes de preparar el pastel... 
Y guindas, el pastel también tenía guindas. ;)

lunes, 20 de marzo de 2017

Camiseta para Laia

Hace poco Laia cumplió 6 años y una de las cosas que le hacía ilusión por su cumpleaños era que le regalaran una camiseta con su nombre que tuviera las letras brillantes y cómo negarle el gusto a la chiquilla...

Solo quería su nombre, sin ningún dibujo, pero en el último momento la madre de Laia y yo pensamos -por separado- que quedaría mono poner un detallito pequeño como un corazón. 


Y así es cómo ha quedado la camiseta.

Laia, ¡espero que pasaras un feliz día de cumple y que disfrutes mucho de tu camiseta nueva!

lunes, 6 de marzo de 2017

Disfraz de ratoncito

La pitufina este año quiso ir de ratoncito. Ella siempre tiene ideas bastante originales, la verdad.

Mi primera intención fue hacerle una falda de tul en gris, ya que es fácil y queda muy chula, con volumen y muy festiva. Pero cuando fui a comprar la tela me dijo la señora de la tienda que no tenía tul gris ni lo tendría, ya que su proveedor no lo trabajaba. Podría haber mirado en otros sitios pero me pudo la comodidad y aconsejada por la dueña de la tienda me quedé con una tela brillante, de lo que llaman raso de carnaval, y le hice una falda tipo donut, que no tiene costuras (se hace una circunferencia y otra más pequeña dentro, que es la cintura, en la que se cose una goma) y queda con mucho vuelo. A la falda le cosí una cola gris que ya teníamos.
Aunque no era la idea originaria, a la pitufina le gustó.

También quería comprar una camiseta gris claro y coserle la barriguita rosa pero en vista de que no encontrábamos el color exacto que queríamos, opté por usar una sudadera que ya tenía, pero como no quería tener que coser el fieltro para descoserlo después lo que hice fue coser unos imperdibles a la aplicación de fieltro y engancharla así a la sudadera.

Y, por último, lo que más dolores de cabeza me supuso... las orejas. La verdad es que quedaron bastante cutrecillas y ya se veía que muchos trotes no iban a resistir pero cuando ella las vio acabadas y se las puso se le iluminó la cara y dijo que le encantaban, así que me di por satisfecha.

Además, compré unas medias de color gris clarito.


Y aquí tenéis a la pitufina disfrazada. Soy muy consciente de que no es mi disfraz más lucido y de que es el que más me ha costado -esas malditas orejas...- pero a ella le gustó mucho y lo llevó contenta, que es de lo que se trata. 


jueves, 23 de febrero de 2017

Disfraz de Peter Pan

¡Ya estamos en plena locura carnavalera!
El piratilla el lunes ya tuvo que ir disfrazado a la guarde, aunque en casa se enfadó porque no se quería poner el disfraz y se fue medio vestido medio disfrazado y se lo acabó de poner su profesora, entonces sí fue luciendo disfraz de Piti Pan muy orgulloso y explicando que se lo había hecho yo. Con la bronca que me dio en casa... (El martes hubo bronca también, por cierto, porque quería ponerse el disfraz y ese día tocaba otra cosa en la guarde).



Aquí lo tenéis, haciendo el payaso... se escapaba, no me dejaba hacerle fotos, en fin, lo típico ;)

El disfraz es muy fácil de hacer. Por un lado, con fieltro verde le hice la parte de arriba, que dejé a modo de chaqueta para que fuera más cómoda de poner y sacar, con un poco de velcro para abrocharla. El cinturón lo cosí y así me aseguré de que no lo perdería. Y también con fieltro hice el gorrito, al que le puse una pluma roja. Compré dos planchas grandes y para el tamaño que tiene el piratilla, me dio para la parte de arriba y el gorrito y me sobró. 
Y por otro lado, compré unas medias tupidas y abrigaditas para llevar como pantalones. Eso es lo que costó más, porque el verde oscuro no es un color muy habitual para medias y leotardos...


Fácil, ¿verdad? Otro día os enseño el de la pitufina, que aún no lo ha estrenado. Ese sí que me ha dado más guerra y ha quedado así así...

lunes, 13 de febrero de 2017

Más letras decoradas

Este es el último regalo que les preparé a mis amigas para nuestro regalo artesanal de Navidad, hace ya dos meses (y que aún no había enseñado porque voy como voy...). Los otros regalos los podéis ver aquí y aquí.

La verdad es que estas quedaron preciosas. De todas las que he hecho hasta la fecha, son las que me gustan más y la clave es las flores que puse, que les dan un toque muy delicado.






La pitufina, cuando vio la C, que es su letra, se quejó porque decía que la había hecho más bonita para una amiga que para ella. Le tuve que recordar que su C la hicimos entre las dos y a su gusto... Y le dije que si quería ya haríamos le resto de letras hasta completar su nombre, pero de momento no nos hemos puesto a ello.

lunes, 30 de enero de 2017

Amigo invisible entre artesanas

Aquí aparezco de nuevo, que he rascado un poco de tiempo para enseñaros unos regalos de un amigo invisible en el que participé, cuyos regalos llegaron a su destinataria hace más de un mes (ejem, ejem)...
Es un amigo invisible que se organizó entre unas cuantas páginas de Facebook de artesanía, así que el regalo tenía que ser artesanal. Y esto es lo que yo preparé:



Un atrapasueños de color rosa, porque es color preferido de la destinataria, y un botecito con las mismas sales de baño artesanales que os enseñé hace un tiempo

¿Os gustan mis regalos?

Yo por mi parte recibí un llavero y un monederito hecho de crochet de parte de Caprichos de Madera.


Como he dicho ya muchas veces, me encantan los amigos invisibles y especialmente si los regalos son hechos a mano con mucho mimo.

lunes, 16 de enero de 2017

Limoneando con la pitufina (XVI): portavelas

Definitivamente, no me da la vida. O no me dan los días para toda la vida que quiero y debo meter en ellos... He estado dos semanas sin asomar la cabeza por aquí, pero por fin estoy aquí de nuevo...

Hoy os traigo una nueva manualidad hecha con la pitufina. Resulta que el día 21 de diciembre, sobre las 17.30 horas, me dijo que quería hacerle un regalo de Navidad a su tutora. Yo no le había preparado nada no porque no lo merezca (estoy encantada de la vida con su tutora) sino porque nunca he preparado regalos en Navidad para los profesores, siempre lo he hecho para fin de curso. Pero ya que ella quería...
La gracia es que el día siguiente, 22 de diciembre, era el último día de clase antes de las vacaciones, así que mucho margen no teníamos...
Pero se me ocurrió que le podíamos preparar un portavelas, que es un regalo muy navideño y a la vez era sencillo para que lo hiciera la pitufina. Así que compré un bote de cristal de la medida adecuada y con materiales que ya tenía en casa nos pusimos manos a la obra.


Yo tuve que cortar el papel de cebolla, ya que tras cortarlo ella un lado era más estrecho que el otro y no encajaban. Pero toda la decoración la hizo ella sola.Y luego, juntas pegamos el papel al bote y le pusimos la cintita.

Con la vela encendida y en semipenumbra, queda así de chulo.


La tutora de la pitufina dijo que le había encantado, que éramos unas artistas.

lunes, 2 de enero de 2017

Puntos de libro como regalo

¡Buen año a todo el mundo! Espero que hayáis tenido una magnífica entrada de año y que cada día de este 2017 sea igual de fantástico.

Yo ya vuelvo a estar por aquí, después de unos días de vacaciones y celebraciones varias. Y ya solo nos queda el día de Reyes, ¿en vuestras casas también cuentan los días para encontrar el comedor repleto de regalos?

Y hablado de regalos... aquí os contaba que había preparado unos regalos para unas amigas y os enseñaba uno de ellos. Ahora os enseño otro, unos marcapáginas. Porque si un libro es un regalo excelente, un marcapáginas es el complemento perfecto para ese regalo... Y a cada una según sus preferencias, claro está.


Marcapáginas con los pies de Campanilla

Marcapáginas con los pies de El Principito

Marcapáginas con los pies de Mary Poppins

Marcapáginas con los pies de Minnie

Y aquí todos juntos...

 

¿Os gusta leer? ¿Tenéis algún marcapáginas especial o usáis lo primero que encontráis (billete de metro ya gastado, post-it, un calcetín...)?