lunes, 26 de septiembre de 2016

Limoneando con la pitufina (XII): atrapasueños

Estas vacaciones hemos estado muchos días en casa, ya que hasta que no coincidimos de vacaciones el limonero y yo no nos pudimos ir fuera. Y cuando digo en casa, digo en casa. Por las tardes, ya que el que trabajaba en ese momento siempre tenía jornada intensiva, sí hacíamos planes chulos los cuatro cuando ya pegaba menos el calor, pero por las mañanas no había narices de salir de casa. Un día los intenté llevar al parque y tras visitar los tres parques más cercanos a casa, constatar que no hay una bendita sombra y sudar la gota gorda por el camino decidí que por las mañanas no se salía de casa. Y que ya buscaríamos qué hacer.

Y, entre otras cosas, la pitufina y yo tuvimos este atrapasueños como proyecto. Yo hace mil años que tengo uno al lado de mi cama (ya ha estado al lado de tres camas diferentes, en tres paredes diferentes) y un día me estuvo preguntando por él y dijo que quería uno. Le iba a comprar uno, asumiendo que no sería tan especial como el mío (que trajeron mis padres de una reserva de indios de Canadá, ellos que saben que me encantan los nativos americanos...), pero entonces vi el tutorial para hacerlo nosotras y no hubo duda, así sería tan especial como el mío. Para que fuera de "auténtico origen indio", confieso que nos pintamos las caras con pinturas de guerra mientras lo hacíamos...

Lo primero es hacer un círculo con alambre y cubrirlo de lana (o antelina, o lo que queráis), del color que se os antoje. Rojo para la pitufina, por supuesto.


Aquí la tenéis cubriendo el alambre y abajo tenéis el resultado.


Después hay que hacer la red de dentro, insertando -si queréis- algún adornito. Esta parte la hice yo y no fui capaz de lograr que quedara ningún dibujo geométricamente bonito. Quedó lo que quedó y andando.

Los adornos los eligió y distribuyó la pitufina

Y ya después solo quedó que la pitufina eligiera qué plumas quería y cómo las quería colocar y con esto terminamos nuestro atrapasueños, que nos entretuvo varios días.

Chulo, ¿verdad?

No tengo foto de cómo queda colgado en su habitación, a ver si me acuerdo algún día y la hago...

lunes, 19 de septiembre de 2016

#agostoen31clicks (segunda parte)

Sigo con mi atípico resumen de las vacaciones.

Os recuerdo que es un recopilatorio de mis fotos en el reto organizado por Rebeca López Noval y que ahora sigue, semanalmente, en #soycomunidadF.

17 de agosto: líneas

18 de agosto: tres

19 de agosto: sin cara

20 de agosto: sombras

21 de agosto: a ras de suelo

22 de agosto: selfie

23 de agosto: besos

24 de agosto: contraluz

25 de agosto: dibujo

26 de agosto: animales

27 de agosto: rutina

28 de agosto: buzón

29 de agosto: street

30 de agosto: vertical

31 de agosto: final

Espero que os gusten mis fotos. A mí sí me gustan y me gustó tomarlas. Y si queréis ver las del reto semanal que estoy haciendo ahora pasad por mi galería.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Subasta Rosa 2016 a favor de la Asociación Española contra el Cáncer

Ya os he hablado otras veces de la Subasta Rosa contra el cáncer de mama a favor de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) pero os cuento de nuevo:
La Subasta Rosa la organiza Artesanas Solidarias. Y detrás de Artesanas Solidarias está Victoria González, quien, con mucha dedicación y con mucho trabajo, se encarga de recopilar fotos de las piezas de la subasta, de ir actualizando la página de Facebook con la subasta en curso, de ir revisando que se cumplen las normas de las subastas y que todos registran su puja y de que todas las piezas, una vez finalizada la subasta, se mandan a los ganadores de la misma. Todo un currazo. Lo que no hace, y eso es lo que más me gusta por la transparencia que supone, es tocar ni un euro: todos los pagos de las diferentes piezas de la subasta se hacen directamente en la cuenta de la Asociación que recibe la donación, la AECC. A Victoria se le manda un justificante de la transferencia y avisa a la artesana que ha donado la pieza, que entonces la manda a quien ha resultado ser el mayor pujador. Así de simple y así de transparente. Por eso es maravilloso participar, ya sea donando una pieza o comprando alguna. No hay trampa ni cartón y toda ayuda viene bien para la investigación de la cura del cáncer de mama.

Aquí tenéis en enlace directo a la subasta de 2016, con las normas de funcionamiento y todas las piezas que, de momento, hay disponibles. ¡Es imposible que no haya algo que os guste!

Esta es la pieza con la que participo yo este año:

Es un punto de libro (o marcapáginas) hecho con arcilla polimérica que son unos pies de bailarina, con la frase escrita "baila como si nadie te estuviera viendo"


Cuando el libro está cerrado, sobresalen los pies

Espero que os guste y que pujéis por él. O por cualquiera de las otras piezas preciosas que hay en la subasta. Para un regalo que tengáis que hacer o para haceros un autoregalo, que seguro que os lo merecéis. Lo que sí lo merece es la causa y cualquier ayuda es buena, así que animaos.

lunes, 5 de septiembre de 2016

#agostoen31clicks (primera parte)

¡Pues ya estamos de vuelta! ¿No os pasa que agosto se va en un suspiro? Son 31 días -y lo que hoy traigo lo demuestra- pero aún así pasan tan rápido que parece ser el mes más corto del año...
Espero que hayáis disfrutado vuestras vacaciones. Nosotros hemos pasado unos días en Lanzarote y hemos vuelto los cuatro con depresión postvacacional, ¡nos lo hemos pasado muy bien!
Eso sí, no he limoneado nada. El piratilla ha consolidado su nuevo apodo, el niño insomne. Desde mayo cuesta horrores que se duerma por la noche y durante las vacaciones ya ha sido de traca, pocos días se ha acostado a una hora normal para un niño de dos años recién cumplidos... y como todavía no hemos llegado al momento en que yo puedo hacer algo sin que él quiera hacerlo también no he cosido, ni he podido hacer nada con fimo ni nada de nada. Miento, tengo una camiseta para la pitufina empezada, a ver si ahora con la vuelta a la rutina el niño insomne duerme algo más y puedo acabarla...

Lo que sí he hecho es hacer fotos y abrir una cuenta de Instagram. Este es el enlace a mi galería, por si queréis pasar. Y si os hacéis seguidores, mejor que mejor...

La cosa es que me apunté en un reto:  #agostoen31clicks
Cada mañana recibía un mail sobre el tema del día y tenía que hacer una foto relacionada con ese tema y subirla a Instagram con los hastags pertinentes. Ha sido divertido, estimulante y he aprendido muchas cosas. Mis fotos no son las mejores, ni mucho menos, pero me gustan y las quiero compartir ya que este ha sido un agosto de disparar, no de limonear...

Aquí tenéis unas cuantas y otro día ya os enseño el resto...

1 de agosto: azul

2 de agosto: redondo

3 de agosto: ventana

4 de agosto: flor

5 de agosto: sonrisa

6 de agosto: nubes

7 de agosto: movimiento

8 de agosto: splash

9 de agosto: simetría

10 de agosto: espacio negativo

11 de agosto: dulce

12 de agosto: blanco y negro

13 de agosto: desde arriba

14 de agosto: libro

15 de agosto: paisaje

16 de agosto: rojo

¿Qué os parecen mis fotos? Acepto críticas, siempre que sean constructivas, claro.
Como os decía, no son las mejores y son mejorables, pero me gustan. Y son también el recuerdo de estas vacaciones y una forma de que nos conozcáis más, a la pitufina, al piratilla, las vistas desde casa,...

Por cierto, el reto lo organizó Rebeca López Noval y ahora sigue, semanalmente, en #soycomunidadF, por si os apetece participar...

viernes, 29 de julio de 2016

¡Volvemos en septiembre!

¡Señores, señoras, empiezan mis vacaciones!
Y pienso divertirme, descansar, disfrutar de los niños, descansar, ver cosas, descansar, ir a la playa, descansar, ir a la piscina, descansar, despreocuparme, descansar, leer, descansar, visitar lugares nuevos, descansar, ver series, descansar, limonear algo, descansar... y exprimirlas como si de un limón se tratara.


Cierro el chiringuito y os espero a todos de vuelta en septiembre. ¡¡Que seáis muy, muy pero que muy felices!!

lunes, 25 de julio de 2016

Pastel de Pocoyó y Peppa Pig

Como ya os conté, el gran ídolo del piratilla es Peppa Pig pero hasta hace bien poco era Pocoyó, por eso ya teníamos claro que su pastel de cumpleaños sería de Pocoyó, pero al cambiar nos generó la duda: ¿Pocoyó?, ¿Peppa Pig? Y nada, al final nos decidimos por ambos, y lo mismo para su camiseta de cumpleaños.

Aquí lo tenéis, quedó más bueno...


Esta vez, por cosas de la vida, tuve que preparar el pastel con bastante antelación porque lo celebramos entre semana y a mí no me daba tiempo (es lo que tiene trabajar y tener dos hijos, uno de los cuales no quiere acostarse por las noches...) de prepararlo justo el mismo día o el día antes. Que además estamos en verano, a ver lo que iba a aguantar el pastel y el fondant... Así que los adornos de fondant los preparé el domingo, tres días antes de la fiestecita, y el resto el lunes y el martes por la noche, a las tantas cuando el crío se decidió a dormirse... Así que no podía forrar el pastel de fondant, porque no era algo que pudiera dejar para el último momento, por lo que preparé solo alguna cosa de decoración y decidí cubrir el pastel con ganaché de chocolate blanco. Yo decidí eso, luego hice lo que pude...


Aquí la noche antes, ya de madrugada (en serio, un niño que no quiere ir a dormir y que quiere estar todo el rato pegado a ti limita mucho) con todo preparado para montar el ganaché en un momento al día siguiente por la tarde y tener el pastel preparado a tiempo para la celebración. 

Pero por más que le di, el ganaché no quedó montado.

Aquí tras rato de batir y está exactamente igual que si no lo hubiera batido...

Que yo ya sé que lo suyo es hacerlo con varillas eléctricas pero resulta que no tengo y no tenía tiempo para batirlo con las varillas de tracción humana, así que tiré de batidora eléctrica, que en recetas de ganaché de chocolate blanco que leí por internet ponía que también quedaba bien. Sería a ellos, porque a mí no... y las proporciones de los ingredientes las cumplí, así que si  no es lo de la batidora no sé qué puede ser....

Y por eso quedó el pastel como habéis visto, algo más deslucido de lo previsto inicialmente, pero el ganaché requetebueno, aunque feo de aspecto, así que nada... es lo que hay. Yo le puse amor pero para la repostería se necesita algo más que el amor...

Por cierto, siempre os digo que la parte más pesada del fondant es la de teñirlo... aquí tenéis una muestra. Pero esta vez por lo menos la pitufina me ayudó a ir amasando para igualar el color, así que hicimos el trabajo duro entre las dos...

 Parece que venga de la matanza del cerdo, ¿verdad?

lunes, 18 de julio de 2016

Regalo para Aran (Amigo Invisible) II

El otro día os contaba que había participado en un amigo invisible de pequeñajos que están celebrando estos días sus segundos cumpleaños. A mí me tocó regalarle a Aran y le hice una camiseta de cumpleaños con Pato y este otro regalo, para toda la familia, que os muestro ahora.


Les decoré la inicial de cada uno para que las pongan sobre un mueble o estantería o las peguen en la pared. Antes pregunté y me aseguré de que tenían espacio para esto, porque de lo contrario el regalo se convierte en un pongo, muy mono, pero un pongo en toda regla.

Y en cada inicial pegué unas pegatinas en las que se lee Dad, Mum o Baby, según si es la inicial del padre, de la madre o del peque.

Por lo que me dijeron, les gustaron mucho las letras y las van a pegar en la pared. A ver si me pasan una foto de lo bien que van a quedar ahí las tres juntas...

Aquí os dejo las fotos de cada letra por separado. Son bonitas, ¿verdad?