lunes, 16 de enero de 2017

Limoneando con la pitufina (XVI): portavelas

Definitivamente, no me da la vida. O no me dan los días para toda la vida que quiero y debo meter en ellos... He estado dos semanas sin asomar la cabeza por aquí, pero por fin estoy aquí de nuevo...

Hoy os traigo una nueva manualidad hecha con la pitufina.Resulta que el día 21 de diciembre, sobre las 17.30 horas, me dijo que quería hacerle un regalo de Navidad a su tutora. Yo no le había preparado nada no porque no lo merezca (estoy encantada de la vida con su tutora) sino porque nunca he preparado regalos en Navidad para los profesores, siempre lo he hecho para fin de curso. Pero ya que ella quería...
La gracia es que el día siguiente, 22 de diciembre, era el último día de clase antes de las vacaciones, así que mucho margen no teníamos...
Pero se me ocurrió que le podíamos preparar un portavelas, que es un regalo muy navideño y a la vez era sencillo para que lo hiciera la pitufina. Así que compré un bote de cristal de la medida adecuada y con materiales que ya tenía en casa nos pusimos manos a la obra.


Yo tuve que cortar el papel de cebolla, ya que tras cortarlo ella un lado era más estrecho que el otro y no encajaban. Pero toda la decoración la hizo ella sola.Y luego, juntas pegamos el papel al bote y le pusimos la cintita.

Con la vela encendida y en semipenumbra, queda así de chulo.


La tutora de la pitufina dijo que le había encantado, que éramos unas artistas.

lunes, 2 de enero de 2017

Puntos de libro como regalo

¡Buen año a todo el mundo! Espero que hayáis tenido una magnífica entrada de año y que cada día de este 2017 sea igual de fantástico.

Yo ya vuelvo a estar por aquí, después de unos días de vacaciones y celebraciones varias. Y ya solo nos queda el día de Reyes, ¿en vuestras casas también cuentan los días para encontrar el comedor repleto de regalos?

Y hablado de regalos... aquí os contaba que había preparado unos regalos para unas amigas y os enseñaba uno de ellos. Ahora os enseño otro, unos marcapáginas. Porque si un libro es un regalo excelente, un marcapáginas es el complemento perfecto para ese regalo... Y a cada una según sus preferencias, claro está.


Marcapáginas con los pies de Campanilla

Marcapáginas con los pies de El Principito

Marcapáginas con los pies de Mary Poppins

Marcapáginas con los pies de Minnie

Y aquí todos juntos...

 

¿Os gusta leer? ¿Tenéis algún marcapáginas especial o usáis lo primero que encontráis (billete de metro ya gastado, post-it, un calcetín...)?

martes, 20 de diciembre de 2016

Sales de baño

Como ya empieza a ser tradición, el otro día fui a cenar con unas amigas y nos hicimos regalitos de Navidad, tantos que parecía que habían pasado ya los Reyes Magos. Como siempre, los regalos tenían que estar hechos a mano. 

Yo les preparé tres regalitos a cada una, tres regalos sencillos pero que juntos no estaban mal... Hoy os enseño uno de los regalos, otro día más.


Les hice unas sales de baño caseras. Es muy, muy fácil y quedan genial. Hay que usar sal gorda, la tiñes o no al gusto (yo lo hice con colorante alimenticio para teñir fondant) y las bañas bien con el aceite esencial que elijas. Yo lo puse de jazmín y huelen de vicio...

Además, decoré los frasquitos con una flor azul y una cinta de encaje. A la pitufina, que hace un tiempo que ha descubierto la gracia de darse un baño relajante con sales, le pareció un regalo de lo más...


Por cierto, aquí podéis ver todos mis regalos. Decidme si no es como para estar contenta...

jueves, 15 de diciembre de 2016

Limoneando con la pitufina (XV): Papá Noel que se ríe

En realidad, el título correcto no sería "limoneando con la pitufina" porque todo fue cosa suya. Ella tuvo la idea y ayer me pidió una pinza de tender, un trozo de cartulina y que no la miráramos mientras lo preparaba. Y luego vino, toda orgullosa, a enseñarnos su creación, que le encanta porque lo ha hecho ella sola.

También me pidió que lo enseñara en Limonerías, así que aquí va:



Cuidado, que la pincita viene con sonido incorporado: cuando se abre, se oye "Ho ho ho" al más puro estilo Papá Noel. Aunque el sensor de sonido falla si no es la pitufina quien abre y cierra la pinza... ;)

A mí me ha parecido muy graciosa y la quiero poner en el árbol. Sí, quiero tener a Papá Noel comiendo una rama...

Ya veis que la manualidad es muy simple pero da mucho juego porque se pueden hacer muchos personajes o animales diferentes y pasar un buen rato. Después, pueden servir para decorar o usarse como marionetas en un guiñol. Seguro que los peques encuentran qué hacer con las pinzas...

lunes, 12 de diciembre de 2016

Cojín en forma de letra

Hace mucho que no aparecía por aquí y eso que este cojín quiero enseñarlo desde hace tiempo, pero es lo que tiene ir corriendo siempre, que pasan los días que ni te enteras...

Aclaro que no lo he hecho yo sino mi madre, pero la idea de que hiciera a cada nieto un cojín para tener sobre su cama con su inicial fue mía. De momento, solo ha hecho la C de la pitufina, que por alguno había que empezar y de entre las iniciales de los nietos, la C es la letra más fácil...


Me gusta mucho-mucho-mucho cómo ha quedado y a la pitufina también le gusta, la deja a su lado mientras duerme y muchas noches he visto que la abraza en sueños...

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Atrapasueños lila

Hace ya tiempo que os enseñé el atrapasueños que hicimos este verano la pitufina y yo y precisamente por ser artesano, imperfecto, colorido y original gustó y recibí un encargo. Solo me dijeron que tuviera el color lila, el resto podía ser como yo quisiera.


Y así es cómo quedó. Es el segundo y se nota, por lo menos la red ha quedado mejor, con un diseño en flor y no una maraña improvisada.

Aunque para hacer este atrapasueños no me pinté la cara como una india, estoy segura de que funcionará igual que si fuera auténticamente indio y atrapará las pesadillas.

¡Espero que lo disfruten por mucho tiempo!

lunes, 14 de noviembre de 2016

Limoneando con la pitufina (XIV): decoración para Halloween

Ya os mostré las galletas de Halloween que hicimos, pero el día dio para mucho y también preparamos una manualidad muy fácil para hacer una decoración "terrorífica" de Halloween.
De todas las opciones que le planteé, la pitufina eligió hacer unas caras para decorar con platos de plástico que teníamos por casa que habían sobrado de diversas fiestas de cumpleaños (esto también es reciclar...) y decidió hacer un Frankenstein azul (a falta de plato verde), un fantasma y un murciélago.
 


 
Ya veis que es una manualidad muy-muy-muy-muy fácil y que la pueden hacer solos. Solo necesitan unos trozos de cartulina, tijeras para recortar los adornos y celo (si los platos son de cartón valdrá el pegamento de barra, nosotras tuvimos que usar celo).
 
 
Resultado: niña entretenida, niña contenta y salón decorado.